miércoles, febrero 22, 2006

sin título

una tarde sintió que envejecía,
olvidó una palabra, ¿cómo se dice ?, dijo.

esa noche se encontró como ausente,
le miraron sin verlo a su través miradas .
no dijeron su nombre ni una vez más siquiera .

volvió solo a la cama.
al acostarse notó los pies más fríos
y los ojos resecos no soñaron.

al día siguiente no le echaron en falta.

5 comentarios:

c. dijo...

uffff... me acordé de mi abuelo, al final escuchaba tan poco y siempre decía ¿¿¿qué??? y todos nos fuimos cansando de contarle que...

saludos, c.

Eduardo dijo...

me mató...

Bohemia dijo...

Que trsite forma de desaparecer...

matiasfontecilla dijo...

¡Cuánta semejanza hay entre la muerte y el olvido?

Gracias por tu visita y tus palabras.

Lila Díaz dijo...

Qué triste la antesala de la muerte.