sábado, febrero 11, 2006

reunión de familia


recorrimos las estancias vacías, el barroco en el oro bordado del manto de las vírgenes y de los trajes de luces dejados en ofrenda , las calles estrechas , los palacios como recien levantados, el día de un azul celeste y luminoso, el redoblar incesante de campanas .............


muchos años después
no se atrevió a nombrarla.

soñó en otros labios sus labios,
en otros ojos rasgados su mirada.

debía estar allí
en medio de aquellas voces
que se le parecían .

debía estar allí
pero no estaba.

2 comentarios:

lito dijo...

11:11
Y un escalofrío recorrió mi espina dorsal.

Sin Destino dijo...

debía estar allí

Cuántas veces no he deseado que algo o alguien estuviera allí...

Un saludo