lunes, mayo 29, 2006

el otro (3)



hibernaba en verano . en cuanto sentía morir la primavera que aquí resulta ser una estación espléndida y brevísima, se escondía del sol . pasaba tardes enteras encerrado y dormido , en un estado de casi inconsciencia, de irresponsable felicidad. no se atreverá a salir a la calle , aplastante de sol , tórrida de asfalto y extensas avenidas , de plazas sin árboles ni sombra ,como si hubieran sido construidas para un paseante no humano.

Imagen : Melancholy of a Beautiful Day. De Chirico . 1913

6 comentarios:

Tzitos dijo...

Y a intenar disfrutar cada día al máximo intentando olvidar lo malo :)

Marga dijo...

El verano a veces parece no estar hecho para los humanos

Me encanta la palabra hibernar... será que me recuerda a las tortugas que había por casa cuando era pequeña... y sus lentos pasos.

Héctor Jorquera dijo...

caminar, auscultando bajo los pies la locura que antes hubo, caminar de aqui a allá, yendo al sueño, desde el sueño, oculto tras el tul de la felicidad hurdida a parches, por eso en la fractura eterna, definitiva en su levedad, caminar hacia tus ojos, ahora que el sol no me hostiga para verte....

Lila Magritte dijo...

Ciudades metafísicas para recorrer sonámbulos, cuando el sol es sólo un dato iluminador y no hiere a los paseantes ingrávidos ni delata a sus sombras, que ahora recorren la plaza, liberadas de los hombres.

Bohemia dijo...

Casi se puede decir que he sentido esa densa flama.

Abrazos

mentecato dijo...

Es un sueño de Dalí. Un paseo fantasmagórico.

La soledad existencial. El exilio tras las brumas.

Un abrazo.