lunes, noviembre 28, 2005

lunes tarde

Pasé la tarde cocinando.
Me gusta el olor
que la cebolla
deja en las manos.

1 comentario:

lito dijo...

La sencillez de la vida, tanto en su realización como en su interpretación, a menudo, es la que más nos llena de respuestas y satisfaciones.