martes, octubre 07, 2008

el silencio

A veces calla, a veces se propone el silencio como una obligación o un reto.Con los labios sellados se empeña en parecer sordo o mudo aunque lo que más le gustaría es ser totalmente invisible pero ésto no sabe hacerlo aún. Cuando sucede procura no salir de casa , camina ligero , no mira a los ojos , no hace preguntas ni las contesta a nadie . Entonces el tiempo transcurre lento y los días se hacen largos, casi interminables. Se entretiene explorando los sonidos que transitan bajo el mundo ruidoso y vacío de las palabras dichas . El zumbido que hace el ventilador del computador , el crepitar del papel , el roce de los dedos al cruzarse , el agua que baja por la cañería o su propia respiración, lenta y trabajosa , que lo empuja hasta el sueño .

6 comentarios:

Fortunata dijo...

Shhhhh....

Margot dijo...

Ummm tú y el silencio...

Va, no diré nada. Shhhh, como Fortu.

Alba dijo...

Creo que si, que has dado en el clavo... :) se agradecen tus comentarios :)

ángel dijo...

Porque al silencio, si se le interroga, habla.
Con estas palabras termina un hermoso poema de Ana Rossetti. Luego del punto, empieza lo demás, el silencio.


Gracias por esta prosa poética, siempre es un gusto venir a leerte.


Saludos...

lila dijo...

Saludos, con voz bajita, al oído.

Bohemia dijo...

Toda una facultad...

BSS