miércoles, junio 25, 2008

el poema que escribiré


Avanzo lento sobre el armazón del poema, sobre su esqueleto fósil. Me sirve cualquier cosa: una razón, una melodía, un latido, la visión de un vestido amarillo que pasa por el extremo del ojo. Sobre estos elementos construyo una pequeña estructura, algo que crecerá hasta escapar de las manos, subirá hasta la frente y volará sobre la cabeza perdiéndose a lo lejos. Un globo, una cometa, una palabra que será al fin un recuerdo impreciso, una imagen que cambia, un paseo por el filo del alambre, una canción triste abandonada en esta red.

Imagen : Joan Miró

3 comentarios:

Margot dijo...

Todo sirve, lo difícil será hacer volar ese armazón inasible, esa idea inicial. Pero tú puedes, Colombine, te he visto hacerlo otras veces...

Besos en el alambre.

lila dijo...

Es un arte poética, me parece que las emociones y las interrogantes rondan abriendo esas ventanas que dejan agitar sus velos y desvelos.

Besos, Colombine.

Fortunata dijo...

MMMMM....las palaabras finalmente se desnudan de su esqueleto y vuelan...

Besos Colombine