lunes, julio 10, 2006

otra vez , el verano


" Hace miles de tardes que te espero
en un jardín de Knossos
con leones de piedra malherida
entre la danza sombrosa de los tilos.
Cuando llegues
ya no seré el arquero de un mural

sino el polvo aterido
sangrando por las ruinas"


A Mirón

uno

otra vez, el verano
y este poema
que es de arena y terral,
viento que abrasa
los sueños y los árboles
y sopla sin descanso
entre ruinas y hombres
y apaga la esperanza
después de tantos años.


dos

saber que estas ahí ,
del otro lado,
transfigurada forma del deseo,
ojos negros que miran
y sonrisa redonda,
labios que dicen sí
y que se pierden
en la sed de esta tarde.

tres

arde lenta la noche,
cielo de luz-ciudad,
de olvidos como estrellas

apuntan hasta el cielo
altos los edificios
de superficie de cristal .

no hay ventanas abiertas
pero en los dormitorios
lucen lámparas-fuego
que consumen tu nombre
y hacen señas de luz.

cuando el silencio de los automóviles
avanza y cierra las anchas avenidas
yo me acerco despacio
hasta donde pueden llegar los telescopios
y , ventana por ventana, toco el cristal
y vuelvo a preguntarte
si eres tú.

15 comentarios:

Lila Magritte dijo...

"Que no apague la esperanza, que no apague la esperanza", oigo el clamor de un coro de espíritus que como tú pasean entre las ruinas recuperando una huella, reconociendo antiguas vidas, imágenes finales, sueños perdidos, cantos, consignas, el primer fuego y el aliento de una estrella amada que todavía alumbra la noche.
Besos.

c. dijo...

uffff las esperas... saludos, c.

D... dijo...

El tiempo que pasa, desgastando hasta la esperanza... Sería más fácil no esperar nada, pero sería también más triste la vida...

Bohemia dijo...

Ayyyyyyyyyyyy estoy medio muerta con este calor pegajoso y pesado como el plomo, leerte me dio más calor si cabe, pero como siempre me gustó aprender contigo...

Salu2

Fortunata dijo...

La esperanza es como esas velas de cumpleaños que cuando crees que las has apagado todas se encienden de nuevo. Ni el viento calido del desierto, ni las nubes de arena son capaces de extinguir estas ganas de creer. Y asi de nuevo resurgimos entre las ruinas esperando .... creyendo que todavia es posible....
Besos

Lila Magritte dijo...

Que bello este poema que crece como una flor. Se va armando un paisaje que lucha por mantenerse en pie en medio de las amenazas de la modernidad.
Abrazos y besos.

Raphaela dijo...

Que los relojes de arena sean cronometrados para el Dios Sol...
Que lejano es imaginarlo cuando aqúí la lluvia es intensa...

grandchester dijo...

¡ESPERA!
Estamos empezando
un juego hermoso aquí.
.
Aún es temprano para desistir.
.

Fortunata dijo...

El sol avanza
desvistiendo el día
y la tarde

Disfrazado de farola
se desliza en la noche
espiando a los amantes
que se palpan en las sombras
que atruenan la ciudad
con sus gemidos
que rasgan el cielo
de deseo

Tu agazapado
..... acechas
buscando la respuesta

Ana María Fuster dijo...

Iba tras una sombra de versos perdida en los laberintos de la palabra, y llegué aquí.
Pude hidratarme de poesía iluminada.
un abrazo

Darilea dijo...

La esperanza es como para el sediento una gota de agua.
Una única oportunidad.

Besitos

Lila Magritte dijo...

Sombras nada más. Se borran al instante.

Nestor dijo...

Peligroso juego este,el de las distancias.
El olvido está hecho de renuncias.
La esperanza que motiva esa búsqueda,acaso sea el trofeo.
Un abrazo
Nestor

Agustin dijo...

"......arde lenta la noche,
cielo de luz-ciudad,
de olvidos
como estrellas...."



Tremendo eso, para mi desabrido punto de vista claro, y con todo respeto, me gusto eso mucho.



Saludos.



Agustin

P. dijo...

hermoso relato, tan inspirador.