sábado, junio 03, 2006

dejaste aquí clavada la memoria






dejaste aquí clavada la memoria,
un alfiler de acero,
en el aliento tibio que hoy te dice,
que hoy te quiere nombrar .


dejaste aquí una palabra sola
salvada de mis labios,

un soplo ligerísmo
para decir tu boca,
tus pechos como espigas,
tus caderas redondas.

para decir de nuevo
el color de esta tarde,
la arena de esta playa ,
tu corazón- galope,
tu vientre en que me arrojo.


con voz

5 comentarios:

Lila Magritte dijo...

HERMOSA Y SENSUAL MANERA DE RECORDARLA, DESNUDA ANTE LOS MANJARES DE LA MESA SERVIDA.

Marga dijo...

Memorias de acero y alfiler, al compás de la fotografía... composición a la par y visual!!

Iohannes Dei dijo...

me gustó el poema

josué de los tréboles y iohannes dei de
www.lanaveargos.blogspot.com

Renée dijo...

palabras calidas
de amanecer...

me gustó
saludos

Fortunata dijo...

!Qué bien escribes!
Añadí la continuación del poema que habías escrito en el comentario, a mi me ha gustado el resultado como un dialogo. Pasate y me dices que te parece.
Gracias por tu colaboracion
Un beso.