domingo, abril 02, 2006

Verónica

una vez creí verla detrás de una palabra,
cuando miré de nuevo , ya no estaba.


la tez morena ,
la mirada precisa y afilada
que cuidadosamente disecciona
los sentimientos viejos
y olvidados en el centro del vientre .

los ojos rasgados y muy negros
que brillan en lo oscuro
y descubren en todas las escenas,
la grandeza y la iniquidad del hombre.

el cabello lacio y suelto,
los labios perfilados ,más bien finos ,
que repiten con voz pausada y firme
que ya se acaba el tiempo
y que hoy , es decir ,
en este mismo instante ,
hay que salir a la calle
y remover los cimientos del mundo .

4 comentarios:

c. dijo...

es el destino de las mujeres de ojos negros y cabello lacio y suelto... mover y remover cimientos, saludos, c.

Lila Magritte dijo...

...Y remueve los cimientos del mundo, en la calle y en las mentes. La conozco, deja huellas por donde camina.

Sin Destino dijo...

Verónica, de conotaciones toreras y con rasgos raciales, transpira la fuerza del sur. Saludos

** dijo...

hay que salir, pero a veces no resulta.
todo-todo se resuelve en la noche. nadie dice tu nombre cuando te desvelas. nadie grita por las calles. no importa cuantos papeles pegues, pareciera que nada sorprende.
pero, y aquí lo interesante, el deseo no acaba: se reproduce, se encandila, se retuerce sobre si mismo.
y después, la mañana.