martes, abril 11, 2006

la espera


hay silencios oscuros
y palabras que nunca se separan.

espiaba los labios.
perseguía la tibieza del aire
que viene y que regresa
en palabras no dichas.

no pensaba en las cosas
que le importaron siempre ,
no en discursos ni afrentas
que plagan los diarios.

le importan solamente
el silencio y la espera
de unos labios
que, tal vez , hoy lo digan.

7 comentarios:

Bohemia dijo...

Unos labios que quizás rellenen el silencio con la palabra justa, la que anhela...
Besos

mixtu dijo...

os labios...lo digan, asi lo espero...
sillencio...
muy belo
beijos de lisboa

Crisálida dijo...

Y cuando lo diga ¿qué ocurrirá?

mentecato dijo...

¿De cuántas estrellas o tormentos o amapolas está hecha la esperanza?

¿Y la palabra ansiada necesita tan sólo de labios o también de calles, lluvias, girasoles, cormoranes marinos, trenes que viajan a ningún lugar, hojas, relámpagos, campanas, nostalgias del mañana, travesías azules por mapas antiguos...?

Labios amados, pronuncien la palabra que mi corazón sueña desde todos los comienzos...

Un abrazo.

c. dijo...

y qué viene después de la espera?... saludos, c.

Lila Magritte dijo...

No puedo creer que mi mensaje de ayer no se haya grabado.
Y yo que te movía a la acción para que perdieras la paciencia y terminaras con la espera.
Y también te decía en ese comentario, que la poesía se nutre de incertidumbres.
Entonces ¿Qué hacer?

** dijo...

colombine:
me dieron ganas de escribirte a tu email, pero no lo encontré. haber si me escribes tú (mi email está en el perfil).
un abrazo.
vero.