lunes, abril 01, 2013

cambio de hora




Todos los marzos, el último domingo ,  se perpetra una nueva maldad . Todos los marzos , el último domingo  nos asalta con nocturnidad alevosa,  por sorpresa . Sólo en la casa las computadoras de última generación y algunos aparatos de audio-video parecen  estar prevenidos de fábrica . Como si ya no fuera suficiente, un dios maligno se dedica a jugar con el tiempo, manos rabiosas que mueven las agujas y pretenden  acostarnos con el sol encendido . Nosotros resistimos con ojos como platos aunque por la mañana pareceremos   zombies.

3 comentarios:

virgi dijo...

El tiempo, una invención más para atraparnos.
Besos, te ví en Glup.

virgi dijo...

:) :) :)

German Arellano Silva dijo...

Por acá en Chile, este sábado también cambiamos hora. No obstante, durante el año hay derroche de luminarias.

¿De qué ahorro hablan?

Un abrazo de Mentecato