domingo, noviembre 22, 2009

tercer acto

mansamente la lluvia
sobre la calle tapizada de hojas,
colores del otoño :
ocres , marrones y amarillos,
no dibuja los charcos
y parece imposible aplacar esta sed.
el telón cae sin fuerzas
sobre el escenario en ruinas.
no hay aplausos ni vítores ,
sólo el foso vacío.
no deja ningún rastro
de aprobación o condena.

1 comentario:

lila dijo...

TREMENDO POEMA.

SALUDOS, COLOMBINE.