martes, enero 13, 2009

trece de enero




Cambiemos el nombre

de las cosas,
o mejor,
pongamos un nombre
cada día.
Los nombres distraen mucho.
No ha de cambiar el mar
Si lo llamamos humo.
Llamemos exageración
a la luna.
Llamemos a nunca
todavía.

Dulce Chacón

6 comentarios:

Margot dijo...

Sí, los nombres distraen mucho pero resulta un juego divertido en las esperas. Me digo.

Beso, Colombine

lila dijo...

Bello poema, un abrazo Colombine y feliz cumpleaños atrasado.

Besos.

Fortunata dijo...

o mejor pongamos un nombre cada día..

Ohhh es verdad, Colombine ,si fue tu cmple....!Felicidades! que tengas un gran año....

Un abrazo

ángel dijo...

Más vale tarde que nunca: Muchas felicidades por tu cumpleaños, y gracias por este poema de D Ch.


Saludos...

Lila Magritte dijo...

Saludos desde Valdivia, en el sur de Chile.

Abrazos.

Therese Bovary dijo...

PRECIOSO