miércoles, diciembre 31, 2008

ada salas




No limpian las palabras.



No limpian las palabras.
Alumbran una isla en el lugar
del miedo y extienden una rama
al paso de los pájaros. Acogen
cuanto nace del hambre de las cosas
y mueren en silencio.

Pero su amor no limpia.

Como no limpia el llanto el rastro
de estar vivos.

Ada salas



4 comentarios:

Fortunata dijo...

Como no limpia el llanto el rastro
de estar vivos.

Nada limpia nada...tampoco el silencio....insitspi

Bohemia dijo...

Pintar lentamente las rápidas apariciones... No pintó el tiempo si no los instantes en que el tiempo reposa.

Margot dijo...

Ummmm una pasión compartida, Colombine, ya lo sabes...

No me canso de releer sus poemas y encontrar su ritmo

Alba dijo...

Llorar...
a veces sirve de desahogo porque necesitamos echar lo que tenemos dentro... pero otras muchas veces llorar y lamentarse no ayuda a que un problema se solucione... si tiene solución, debemos buscarla... si no la tiene... no podemos hacer nada más que intentar que no vuelva a pasar así...

Un beso!!