martes, enero 22, 2008

lunes negro




Fue lunes. Dijeron lunes negro porque temblaron las bolsas en todas las metrópolis y un escalofrío recorrió de punta a punta el espinazo del mundo. Por la mañana cantaron las sirenas de ojos rasgados y al mediodía todas las alarmas se habían disparado ya y el dinero , cobarde como siempre ,había corrido a esconderse en los sótanos de las grandes mansiones y en las alcantarillas del centro . Fue lunes negro y sin embargo aquí, en mi calle, la luna salió llena a iluminar la noche .

6 comentarios:

Lila Díaz dijo...

Muy buena prosa para exponer este panorama que aunque parece desolador permite admirar una poética luna. Saludos, Colombine.

Colombine dijo...

¿sabe, lila ? pensé en usted cuando escribí "mansiones"

saludos

Lila Magritte dijo...

La luna debe continuar.

Alba dijo...

Nunca he entendido eso de la bolsa...
Que no acabe nunca esa luna!

Margot dijo...

En mi calle sucedió igual... creo que a los selenitas no les despeina la bolsa y sólo les interesan las mareas...

Tipos listos, esos selenitas!

Besos!

Lila Magritte dijo...

JAJAJAJJAJAJAJA, QUÉ INGENIOSA ES SIEMPRE ESTA MARGOT.