miércoles, octubre 03, 2007

soliloquios





Nunca descansas . Prueba a dejar la mente quieta .¿Has visto?. Ya te lo dije , no se puede. Gira y se enreda . Tropieza en las palabras . Sube a lo alto para volver a hundirse . Fue por eso por lo que has preferido este silencio . Para no herir. Para no confundir o equivocarte



Imagen : Los hombres no se enteran. Max Ernst

7 comentarios:

Lila Magritte dijo...

Qué traicioneras son las palabras y cómo se escapan sin que nos demos cuenta para hacer de las suyas.

Abrazos.

Alba dijo...

solilokios no es una obra de teatro?? se que una amiga tiene que ver con algo de eso...

BESOS

Margot dijo...

A veces, Colombine, a veces... porque otras el silencio es el peor aliado de la comprensión.

Aunque te entiendo, a veces no pesan los años, son las palabras. Leí hace poco y me encantó.

Besote en sigilo.

Alba dijo...

una edad sin pasado? no sabría que decirte...
En fin... a veces quisiera tener una maquina para volver a atrás y otras dejar de decir, de pensar y de hacer tantas estupideces
Besos!!!

Fortunata dijo...

El silencio forma parte de la música...pero el sonido tiene que seguir...No vale de mucho pararse el agua siempre corre por el río....Ya sabes.."El que no se arriesga no cruza la mar" y entonces que estrechas son las fronteras....

Besos

mentecato dijo...

Que todo ruede de corazón a corazón, de boca en boca, de mano en mano...

Y que el silencio ruede como un río o como un profundo sueño.

Un abrazo.

Therese Bovary dijo...

Para no confundir ni equivocarme... muy sabio, Colombine.

Besos rosados y sangrantes