sábado, febrero 17, 2007

cuento sin moraleja

< Cuento sin moraleja . Julio Cortazar

11 comentarios:

Therese Bovary dijo...

ESTOY IMPACTADA!

No conocía este texto, a pesar de mi devoción por Cortázar.

Gracias, Colombine.

y salgo de aquí repitiendo: "las palabras pueden venderse pero no comprarse"...

Lila Díaz dijo...

Gracias, Colombine. Un abrazo grande.

mentecato dijo...

Conocí a Cortázar en mi lejana juventud en el Pedagógico de la Universidad de Chile...

Por ahí escribí que cuando nos habló a los estudiantes, yo estaba con mi novia de entonces, una bellísima estudiante de Francés...

De Cortázar, tengo sus libros; de mi novia de entonces, sólo un distante recuerdo, hermoso y leve. Una sensación casi marchita de nostalgia.

Talvez ella migró, por esos años, con las grullas hacia el sur del mundo.

Talvez mañana ya no la recuerde más...

mentecato dijo...

Escuché el cuento. Genial.

Un abrazo por tan hermoso texto.

Therese Bovary dijo...

¡Mentecato ha regresado en gloria y majestad!

¡Gloria a los cielos!

Marga dijo...

Ummmmm, esta noche lo escucharé de nuevo...

Lila Magritte dijo...

Y yo tomaré esos gritos que se oyen en las esquinas de todas las ciudades del mundo.

grandchester dijo...

Excelente.

xnem dijo...

Me encanta escuchar a Julio; sus errres, sus eles, el ritmo, las palabras trasmutadas, las paradojas, la sencillez y la complicación de su léxico.

Therese Bovary dijo...

Colombine, he escuchado recién en las noticias que los españoles han decido no usar hoy sus celulares como una forma de protesta. ¿Me podía explicar por qué, y si eso significa que estaremos incomunicados por hoy?

Mil cariños

Therese Bovary dijo...

¿Cree usted que tendremos que comprar palabras, entonces para comunicarnos el día de hoy?